viernes, 30 de noviembre de 2007

Salton Sea, un mar creado por accidente

El documental "Plagues and Pleasures on the Salton Sea" nos explica la historia de este lago de agua salada, muy salada, creado de una manera sorprendente por el hombre, por accidente en el Desierto del Colorado en el Sur de California. Un lago de 974 kilómetros cuadrados.


La historia es de lo más peculiar. Empezando por su creación, entre el 1905 y 1907, de manera accidental. Se había construido un canal para llevar el agua del río Colorado al desierto y así poder hacer regadíos. La cosa fue bien al principio, pero en seguida el canal se bloqueó por el cieno del río. La solución fue crear un desvío en el canal, pero esta vez sobre un terreno que no era del todo estable, al otro lado de la frontera en Méjico, fuera del control de las autoridades americanas.

Como los constructores del canal no tenían suficiente dinero, parece que no colocaron las compuertas adecuadas para controlar el flujo del canal en caso de inundaciones y en el 1905 durante unas inundaciones el río abandono su cauce habitual y empezó a discurrir por este nuevo canal de manera incontrolada. Entonces el agua del río empezó a acumularse en lo que es ahora el Salton Sea, que entonces era un lago natural seco. Esto duró unos dos años, al final de los cuales consiguieron devolver el río a su cauce original, no sin pocos esfuerzos.

En un principio, pensaron que el agua que se había ido acumulando allí se evaporaría, pero no fue así debido al alto grado de sal en el suelo.

Bueno una vez pasada esta primera catástrofe, en los años 20, el lago se convirtió en un centro turístico bastante popular y capital de la pesca mundial, pero unas inundaciones que anegaron varios hoteles y casas, haciendo subir el nivel del lago unos metros acabaron con esta época dorada. Y el lago y su entorno fue cayendo en un estado de abandono.

Empezó a subir la salinidad, a estar contaminado, y fue cayendo en un estado de decadencia, del que aun no ha salido. De hecho en la actualidad las parcelas que se venden en sus los alrededores cuestan apenas 1,500$. Pero hay que ver como está el sitio, parece el escenario de una película de Mad Max y con temperaturas extremadamente altas por el día (40 grados o más) y un poco más moderadas por la noche.


En los 90 hubo planes para recuperarlo, pero al final no se pusieron en práctica.
Os recomiendo que si podéis veáis el documental Plagues and Pleasures on the Salton Sea, es una historia de lo más rocambolesca.

+posts:
- Centralia, el pueblo que quema bajo los pies
- Las tormentas de arena que arrasaron las Grandes Llanuras durante casi una década
- Los cangrejos gigantes de Stalin

+info:
- Salton Sea en en.wikipedia.org, es.wikipedia.org