jueves, 3 de enero de 2008

La legión romana perdida en China

La derrota de Carrhae sufrida por el ejército romano bajo el mando Crassus el año 53 A.C. frente el Imperio Parto (imperio fundado en el siglo III D.C en lo que hoy en día es Irán) supuso el fin de la expansión hacia el este del Imperio Romano. El ejército romano sufrió un gran numero de bajas 20.000 legionarios, otros 10.000 consiguieron escapar pero un total de unos 10.000 legionarios fueron hechos prisioneros.

Aunque la leyenda y la historia se confunden, se sabe por Plutarco y Plinio, que algunos hombres fueron conducidos hasta lo que hoy es Afganistán, siendo la mayoría esclavizados. Pero se sabe que algunos de ellos se les dio la opción de combatir al este contra los hunos, pero su rastro de pierde allí. Cuando los partos firmaron la paz con Roma en el 20 A.C se estableció el retorno de los prisioneros, pero ya entonces se desconocía su paradero.

Para unos, la teoría más creíble es que se acabaron casando con mujeres partas. Pero otros como Homer H. Dubs, esgrimió en 1955 la teoría de que acabaron en China. Menciona para ello algunas crónicas chinas, en las que se habla de una batalla en el ciudad de Zhizhi (en el actual Uzbekistán) entre el ejército chino y un extraño contingente de extranjeros que protegía la ciudad. Estos usaban fortificaciones de empalizadas rectangulares, utilizaban una formación similar a la de la tortuga romana y que iban cubiertos por una armadura con escamas.

Finalmente la ciudad fue tomada por las tropas chinas y los 1.000 defensores extranjeros fueron deportados, donde fueron capaces de fundar una nueva ciudad que recibió el nombre de Li-Jien o Liqian, el término chino usado para referirse a Roma.

Pese a la referencias bibliográficas o el hallazgo de restos arqueológicos, alguna inscripción (cuestionable) o monedas romanas en la zona. No se da por probada científicamente ni mucho menos, la presencia de romanos en la región, pudiéndose deber estos restos a que Liqian era una de las paradas de la antigua ruta de la seda. Pero en cualquier caso aun quedaría otro misterio sin resolver, como es la alta concentración de pesonas con rasgos occidentales (ojos verdes, narices grandes o incluso pelo rubio) mezclados con rasgos chinos en este pueblo.

Para ello, a principios de año, unos científicos tomaron muestras de la sangre que varias personas de este pueblo para someterlos a un test de ADN, que pueda demostrar esa posible conexión romana, de la que los habitantes de Liqian parecen sentirse muy orgullosos. De momento aun no se sabe nada de los resultados, que si duda podrían probar o refutar definitivamente la teoría, pero mientras el pueblo intenta aprovechar el tirón turístico que todo este revuelo ha podido crear en el pueblo.

El misterio continúa a la espera de los resultados y nos confirme si se trata de una fascinante leyenda o de una realidad.

posts relacionados:
- El mítico reino de Preste Juan
- La colonia perdida de la isla de Roanoke

+ info:
http://es.wikipedia.org/wiki/Legion_perdida
(En castellano)
http://www.telegraph.co.uk/news/main.jhtml?xml=/news/2007/02/02/wroman02.xml (In English)
http://www.italymag.co.uk/italy_regions/tuscany/2005/general/11/ (In English)

2 comentarios:

Òscar dijo...

Hola amic, aunque no está situado en el mismo periodo ni en el mismo entorno (Anatolia en el 269 dc) hay un libro dedicado al posible choque de ambas civilizaciones, cuando una legión es esclavizada y luego de escaparse son dirigidos a China. El libro (por si te interesa) se llama 'El imperio de los dragones'.

saludos

Bovolo dijo...

Merci por el comentario!

Pues la verdad que el argumento que me cuentas del libro si que se parece mucho a la historia del post, sea leyenda o realidad.

Puede ser una lectura interesante.

Saludos