lunes, 20 de octubre de 2008

La Hermandad de los Vitalianos, los dueños del Báltico

Amigos de Dios y enemigos del mundo entero”, este era el grito de guerra de la Hermandad de los Vitalianos, una compañía de piratas, que a finales del siglo XIV llegó a hacer temblar a la todopoderosa Liga Hanseática, establecer su propio “estado en la isla de Gotland y colapsar el comercio del Mar Báltico. El tiempo, su fama de igualitarios y la propaganda política acabaría haciendo de ellos personajes de leyenda.

En 1392 la reina Margarita I de Dinamarca y Alberto de Suecia guerreaban por conseguir la supremacía en Escandinavia. La ciudad de Estocolmo se encontraba sitiada por las fuerzas danesas y el rey Alberto, en aquel entonces Duque de Mecklenburgo, contrató a una compañía de corsarios para luchar contra los daneses y llevar suministros y provisiones a la ciudad sitiada.


Estos navegantes cruzaban por la noche o incluso por el día las líneas de buques enemigos llevando armas, información y sobre todo alimentos, que en un derivación del latín (victualia) se diría vituallas, de esta primera misión como “proveedores de vituallas”, derivaría el nombre de vitaliano.

Los Hermanos Vitalianos estaban organizados de manera similar a una hermandad o gremio, y atraían a sus filas gente de toda Europa. Su principal enemigo era la poderosa ciudad hanseática de Lubeck, que apoyaba a Dinamarca en la guerra. El resto de ciudades de la Liga Hanseática al principio apoyaba la hermandad, ya que no querían que Dinamarca saliera victoriosa. Dinamarca, debido a su situación geográfica, podría jugar entonces un papel estratégico en el control de las rutas marinas.


Del 1392 en adelante, los Hermanos Vitalianos se convirtieron en un poder a tener en cuenta en el Báltico. Contaban con puertos seguros en las ciudades de Rostock, Ribnitz, Wismar y Stralsund. Sin embargo la idea de valerosos corsarios que arriesgaban sus barcos y vidas para mantener con vida a la población de ciudades sitiadas fue degenerando hacía a la piratería y a las incursiones costeras. En 1393 saquearon la ciudad de Bergen y en 1394 conquistaron Malmo. También saquearon muchas otras ciudades y llegaron a ocupar partes de Frisia y Schleswig.

En el apogeo de su poder, en 1394, la Hermandad ocupó la isla de Gotland y estableció su cuartel general en la ciudad de Visby. Allí prosperaron y crecieron hasta convertirse en una especie de estado independiente.

El comercio marítimo del Báltico casi se paralizó, en especial la industria del arenque. La situación era tan insostenible que la Reina Margarita solicitó el apoyo del Rey Ricardo II de Inglaterra para que enviara sus barcos a combatir los piratas. En 1395, la reina Margarita unió Dinamarca, Suecia y Noruega y formó la Unión de Kalmar. Dejando a la Liga Hanseática la única opción de cooperar con ella, lo cual fue un presagio de su futura decadencia.

Mientras tanto, los Hermanos Vitalianos seguían con sus ataques a todos los barcos que se les ponían a tiro. Los barcos de estos piratas eran mucho más rápidos y maniobrables que los hanseáticos, lo que les permitía capturarlos con facilidad. Además contaban con una tripulación, de unos 30 o 40 hombres, muy superior, no sólo en número, sino en habilidad a la de los barcos hanseáticos.

Pero sus días estaban contados, la reina Margarita y el rey Alberto de Suecia cedieron la isla de Gotland a los caballeros de la Orden Teutónica, con la condición de que expulsaran de ella a los Vitalianos. El Gran Maestro de la Orden, Konrad von Jungingen, dirigiendo 5000 caballeros y 80 barcos, logró conquistar la isla en 1398, destruyendo la ciudad de Visby y expulsando a la hermandad.

Tras la pérdida del “paraíso báltico”, la anarquía siguió reinando en la zona. Muchos de los miembros de la Hermandad seguían en el mar y encontraron refugio en las costas de Frisia, una región hoy divida entre Holanda y Alemanía. Las numerosas bahías, islas y escondites naturales convertían a esta región en un lugar ideal para unos piratas, además la región carecía de un poder único, sino que estaba fragmentada en pequeños señoríos.

Un aristócrata que estaba enfrentado con la mayoría de sus vecinos y que consideró que los piratas podrían convertirse en unos interesantes aliados, les dio cobijo.

Los sucesores de los Hermanos Vitalianos se hacían llamar Likedeelers, que significaba “compartir en partes iguales”, en su caso los botines de sus acciones. Se dice que incluso lo hacían con los pobres de los pueblos costeros. Pasaron a centrar su actividad en el mar del Norte pero también atacaron la costa Atlántica, el Ducado de Brabante, Francia, e incluso hasta España.

Fue en esta época, cuando uno de los líderes más famosos de la hermandad, el Capitán Stortebeker, se convertiría en un personaje de leyenda. Su nombre, que en bajo Alemán significaría “vacía la jarra de un trago”, provendría de que supuesta habilidad para beber cuatro litros de cerveza sin retirar la jarra de su boca. Stortebeker compartía el poder a modo de triunvirato con otros dos líderes. Uno de ellos era Godeke Michels, conocido por detestar la cobardía hasta tal punto que arrojaba por la borda a los miembros de las tripulaciones que no habían resistido lo suficiente.

El tercer hombre que era, parece ser, el cerebro de la hermandad sería Magister Wigbold o el “Maestro de las siete artes”. Un personaje de pasado misterioso del que se dice que de joven había entrado en un monasterio. De allí habría sido expulsado en extrañas circunstancias, y posteriormente habría ingresado en la universidad de Oxford. Tal vez debido a su formación, prefería la negociación de una rendición a la lucha, con el fin de reducir el número de víctimas.

La tranquilidad en Frisia tampoco duraría mucho. En 1400, los vitalianos sufrieron un primer ataque, dirigido por varios capitanes hamburgueses, en la desembocadura del Ems, más de 100 vitalianos murieron. Otro segundo al año siguiente causó la muerte de otros 73. Por otra parte el señor que los había acogido con tanto agrado, empezó a cambiar su actitud con los vecinos, no siéndole ahora ya de ayuda, los vitalianos tuvieron que huir. La mayoría lo hizo hacía Noruega, pero Stortebeker decidió quedarse.

En 1401 el comandante hanseático, Simon de Utrecht, y Stortebeker se encontraron en el mar cerca de Heligoland. Simon había camuflado su flota de combate como barcos mercantes. Stortebeker cayó en la trampa y atacó a la flotilla. Tras tres días de batalla, Stortebeker y su tripulación fueron atrapados. Según algunas teorías, el timón del barco de Stortebeker habría sido saboteado por un traidor. Una vez capturados fueron llevados a Hamburgo para ser juzgados. La leyenda cuenta que Stortebeker llegó a ofrecer una cadena de oro tan larga como para rodear toda la ciudad a cambio de su libertad. Sin embargo, Stortebeker y sus 73 hombres fueron condenados a muerte y decapitados.


La más famosa leyenda sobre este personaje es a cerca de su ejecución. Se dice que Stortebeker había pedido al alcalde de Hamburgo que liberara a aquellos de sus hombres por los que fuera capaz de pasar delante después de ser decapitado. El alcalde aceptó la propuesta, que aparentemente no tenía riesgo, pero sorprendente después de ser decapitado, Stortebeker se levantó y caminó por delante de doce de sus hombres. Pese a ello, los doce fueron ejecutados con los demás.

Otros historiadores contradicen la anterior versión sobre la muerte de Stortebeker. Para empezar, la fijan un año antes, en 1400. Se basarían para ello en una factura, que se conserva en los archivos de la ciudad de Hamburgo, por la excavación de tumbas para 30 hermanos Vitalianos, de ser estas las tumbas para Stortebeker y sus hombres, no encajaría con la versión de los 73 hombres con los que fue capturado.

Más importante que su vida, fue el rol que Stortebeker jugó en la formación de la consciencia nacional alemana. Mucho tiempo después de su muerte se convertiría en un personaje de leyenda. Aunque para sus contemporáneos su nombre y el de sus piratas era sinónimo de peligro y miedo. Se produjo una idealización de sus motivos, creando una imagen de personaje valeroso, aventurero, amante de la independecia,…. una especie de “rebelde nórdico”, un “Robin Hood” del Báltico.
Su figura también sería utilizada en la propaganda política. La izquierda lo convertiría en un héroe de la lucha de clases medieval, del “proletariado” contra la “capitalista” Liga Hanseática. Por su parte, el nacionalismo lo convertiría en una especie de Francis Drake alemán.

La muerte del legendario capitán y la posterior de Godeke Michels junto al “Maestro de las siete artes” en 1402, tampoco supusieron el fin de los Likedeelers. En 1429, 28 años después de la ejecución de Stortebeker, antiguos miembros de la Hermandad de los Vitalianos atacaron, saquearon y quemaron parte de la ciudad de Bergen. Los Likedeelers seguirían siendo un peligro en el mar del Norte y Báltico hasta el 1440.

PS: Los grupos de alemanes de Slime y Running Wild (clikar para ver sendos vídeos), de punk y heavy respectivamente, dedicaron sendas canciones al capitán Stortebeker. En la isla de Ruegen se celebra cada año un festival dedicado al mítico capitán. Stortebeker es también el nombre de una cervecera de Stralsund, cuyo slogan es: “Cerveza para los honrados”.

*foto 1: Muralla de Visby (Gotland), cerca de la puerta norte
*foto 2: El “campo de operaciones” de los Vitalianos
*foto 3: Retrato, muchas veces identificado como Klaus Stortebeker, aunque es de Kunz von der Rosen

*foto 4: Bunte Kuh, barco que atrapó a Stortebeker

*foto 5: Ejecución de Vitalianos en Hamburgo (1401)

*foto 6: Una de las cervezas dedicadas a Stortebeker


posts relacionados:
- Blas de Lezo, el almirante que derrotó a Inglaterra
- Saint Malo, ciudad de Corsarios

+info:
- Los vitalianos en Piratería en es.wikipedia.org
- Victual Brothers in en.wikipedia.org
- Klaus Stortebeker in en.wikipedia.org

15 comentarios:

Alexandre dijo...

Andaba hace bien poco leyendo algunas cosas de la liga hanseática y hoy, zas, esta entrada. ¡Cualquier día nos haces la página a la carta!

Me parece especialmente interesante que sus primitivas funciones derivaran en piratería. Confirma algunos apuntes en esa dirección de Braudel y otros historiadores, que cuentan que las fronteras entre marinería y piratería no están demasiado establecidas en la Edad Moderna, y que los mismos que se embarcaban para un cabotaje mercantil podían, si viajaban en una nave con patentes de corso o si la ocasión se presentaba franca, participar de saqueos y ataques a otras naves o puertos que muy difícilmente no podrían considerarse actos filibusteros en toda regla.

Fff...me están dando ganas de hacer algún apunte marino. Pero hasta el miércoles de la semana que viene andaré bastante apurado...brrr. Por lo menos, me consuelo con tu blog!
Salut

Bovolo dijo...

Pues sí que es casualidad, sí. Os tendré que cobrar más entonces ;-)

La verdad, que la línea que separa corsario de pirata es un tanto fina.

Simplificando, que es mucho simplificar.... se podría decir que un pirata era un corsario que trabajaba en negro (en dinero B, como se suele decir ahora :D ). O tal vez, que un corsario era medio pirata, medio funcionario.

Salut, pero queda la deuda de ese apunte marino.

Orayo dijo...

Es curioso como unos y otros deformaron la historia y figura de Stortebeker para sus intereses.

Bovolo dijo...

Sí, desde luego, yo creo que si Stortebeker levantará la cabeza, lo único con que estaría de acuerdo sería con su cerveza ;-)

O a lo mejor ni eso, que pensaría cuando viera que se hacen una clara con fanta limón y su cerveza? ;-)

Saludos!

elpeor dijo...

slime! que buenos, aquí tengo sus discos, pero como no entiendo mucho.. ya buscare la canción de marras

SALUD!

Bovolo dijo...

Hola elpeor!

Pues el disco de Slime era el Alle gegen Alle, la canción no tiene perdida, se llama.... Sortebecker ;-) Puedes ver aquí un vídeo de ellos.

Por si te interesa, el disco de Running Wild se llamaba Death or Glory, aquí su vídeo. Por cierto, cuando lo he mirado y he visto la portada, me he dado cuenta que este, lo había escuchado. Aunque eso sí, en los tiempos de las cintas.

Ay que tiempos!

elpeor dijo...

gracias, ese disco de slime justo no lo tengo, ahora lo cargo a la mula..jeje. Es que no doy a basto con tanta música, conoces a "los saicos"? le dicen proto-punk, no tiene nada que ver con el tema de los Vitalianos, pero bueno, son un punto, de 1964.
y el grupo metalero no lo conocía, pero son super heavys!! jajaja
por cierto esa canción de slime es todo un clásico, al menos, gracias a ti, ya se de que trata.
Si, que tiempos: las cintas, el celo y la laca de uñas.. cut&paste. jeje Pero ahora tenemos el p2p!

salud!

Bovolo dijo...

Ya me dirás, que tal el disco de Slime, he mirado las letras, y están en alemán, así que misión imposible eso de entenderlas ;-)

Yo de punk, he escuchado los grupos más conocidos: Green Day, Offspring, algún grupo español... Miraré esos que tú dices.

La canción Running wild tiene ese toque heavy místico ;-) De espadas, hachas y leyendas!

Te has dejado un icono de poder de la época de las cintas, la doble "pletina" :-D Quien tenía una, podía dominar el mundo, o por lo menos copiarlo ;-)

Saludos!

elpeor dijo...

los saicos no son realmente punk:
http://es.wikipedia.org/wiki/Los_Saicos
es.youtube.com/watch?v=haVaaDLwWvI

yo tuve la doble pletina!, una de esas AMSTRAD cutres, pero grababa, que era lo importante, y al final incluso las cintas del spectrum copiaba. Creo que aun sigue en algún cuarto perdido de mis padres.
Un conocido sabe mucho alemán, incluso es profesor y ha vivido por Alemania años, le voy a decir a ver si me las traduce.
Yo la verdad que nunca he sido muy jevi, pero lo he escuchado TODO, ya sabes, toda la cuadrilla era jevi, quisieras o no, lo música mas demoníaca sonaba en el loro del parque.

elpeor dijo...

la traduccion de la canción de slime:

Nació hace 600 años para ser un gran pirata.
Era fuerte y orgulloso y tenía coraje.
Se convirtió en un segundo Robin Hood.
Robaba a los ricos y se lo regalaba a los pobres.
Pero los poderosos no conocen la compasión.
Y perdió la cabeza.
Störbeker, no te olvidamos.
Störbeker, bebemos por ti.
Störbeker, tu fuiste el mejor hombre de tu tiempo.
Llamaste tiburón a tu barco.
Estaba siempre preparado para ti.
Y ahora canta la canción de Linkendeeler:
“Dónde ondea nuestra bandera,
Es tarde para cada barco.
Estamos unidos en la lucha”.

Amigo de Dios y enemigo de toda la tierra.
Se bebía su jarra de un solo golpe.
Por ello era conocido en todas partes.
Se bebía a gusto su último trago.
Cuando se encontró con die Bunte Kuh (literalmente, es la “vaca de colores”. He buscado en wikipedia y parece que era el nombre de un barco de los países bajos con el que se topó el susodicho Störtebeker)
Y lo llevaron de vuelta a Hamburgo.
El hacha ya estaba preparada.
Klaus y sus 150 hombres.
Había llegado su momento.

Störbeker, no te olvidamos.
Störbeker, bebemos por ti.
Störbeker, tu fuiste el mejor hombre de tu tiempo.
Llamaste tiburón a tu barco.
Estaba siempre preparado para ti.
Y ahora canta la canción de Linkendeeler:
“Dónde ondea nuestra bandera,
Es tarde para cada barco.
Estamos unidos en la lucha”.

* Parece ser que el tal Klaus Störtebeker era un temible pirata que azotaba las costas del mar Báltico en el siglo XIV.


---------------------

Vor 600 Jahren ward er geboren
Ein großer Pirat zu sein
Er war stark und stolz und hatte Mut
Und er wurde ein zweiter Robin Hood
Er beklaute die Reichen und beschenkte die Armen
Doch die Mächtigen kannten kein Erbarmen -
Und er verlor seinen Kopf
Störtebeker - Wir vergessen dich nicht
Störtebeker - Und wir trinken auf dich
Störtebeker - Du warst der beste Mann deiner Zeit
Haifisch nanntest du dein Schiff
Und es stand immer für dich bereit
Und nun singt der Linkendeeler Lied:
'Wo uns're Fahne weht
Ist es für jedes Schiff zu spät
Wir sind im Kampfe vereint,
Des lieben Gottes Freund
Und aller Welt Feind!'
Seinen Becher trank er leer in einem Zug
Dafuer war er überall bekannt
Seinen letzten Becher trank er wohl
Als die Bunte Kuh ihn fand
Und sie brachten ihn nach Hamburg zurück
Das Beil stand schon bereit
Klaus und seine 150 Mann -
Vorüber war ihre Zeit
Störtebeker - Wir vergessen dich nicht
Störtebeker - Und wir trinken auf dich
Störtebeker - Du warst der beste Mann deiner Zeit
Haifisch nanntest du dein Schiff
Und es stand immer fuer dich bereit
Und nun singt der Linkendeeler Lied:
'Wo uns're Fahne weht
Ist es für jedes Schiff zu spät
Wir sind im Kampfe vereint,
Des lieben Gottes Freund
Und aller Welt Feind!'
Und nun singt der Linkendeeler Lied:
'Wo uns're Fahne weht
Ist es für jedes Schiff zu spät
Wir sind im Kampfe vereint,
Des lieben Gottes Freund
Und aller Welt Feind!'

Bovolo dijo...

Muchas gracias elpeor, tu traducción es de lomejor ;-)

Parece que la canción encaja totalmente con la versión de Robin Hood del Báltico.

Lo del Bunte Kuh, sí, es el barco que según algunas fuentes dio captura al héroe, en el post hay una ilustración de él.


Realmente la letra de la canción me ha gustado. Me ha gustado que recalque su habilidad bebiendo alcohol. Y ese "bebemos por ti", realmente entran ganas de brindar.

También el trozo de:
“Dónde ondea nuestra bandera,
Es tarde para cada barco.
Estamos unidos en la lucha”, que parece que debe ser otro lema de los Vitalianos.

Yo creo que debía de ser un buen hombre ;-) Tengo que probar una de sus cervezas, aunque creo que va a ser difícil.

Un saludo y muchas gracias!!!

elpeor dijo...

no es mi traduccion, yo solo se ingles, de alemán nada. La traduccion es de un amigo ( de ahí lo de la búsqueda en la wikipedia), profesor de historia y alemán. De paso se ha enterado de la historia..jeje
Yo si me llega mis manos probare la cerveza, pero realmente soy de vino tinto (bebible) y aguardiente casero. Aunque si hay que brindar por algo hasta el alcohol 95% vale!.

Bovolo dijo...

Bueno, no te quites méritos, en este mundo de internet, el hacer copy'n'paste también tiene mérito ;-)

A mí es que me gustan las dos cosas, el vino o la cerveza. Algún licor de baja graduación, pero lo que sí que no soporto son los aguardientes caseros, tipo orujo y demás Arrrrggg!

Esos si que me saben a rayos :-D Recuerdo una vez que compré uno en el pueblo de un amigo mío, en Los Ancares (Lugo), el típico que venden sin etiqueta, en la botella de cualquier otra cosa.

Aunque si el brindis lo vale, pues sí que merece la pena hacer el sacrificio ;-)

Saludos!

isabelle dijo...

He visto la serie de VMe Stortebeker y he quedado admirada de este hombre y he buscado todo lo que he podido acerca de el , en algunos lugares se dice que no se respeto su pacto acerca de la vida de sus hombres ,en otros que si se respeto ,pero en todas he encontrado que camino por delante de 11 hombres ,muy buena la traduccion de la cancion ,muy buena la pagina ,saludos cariñosos - isabel

Bovolo dijo...

Isabelle, me alegro que te hay gustado el post y te guste el blog.

Respecto a lo de sus hombres. Estas historias antiguas a veces es difícil de contrastar la información y separar la leyenda de la realidad, y, al final, unos dicen una cosa y otros otra. Nosotros preferimos reflejar el mayor número de opiniones, en la medida de lo posible, y que el lector escoja ;-)

Además, las leyendas también tienen su lado bonito ;-)

Lo de la traducción, las gracias a "elpeor" ;-)

Otro cariñoso saludo para ti y bienvenida!!!