martes, 25 de noviembre de 2008

La secta que intoxicó a un pueblo para ganar unas elecciones

En el otoño de 1984 pocos días antes de la elecciones al condado, 751 personas resultaron intoxicadas por salmonella en la ciudad de The Dalles, Oregón. Las sospechas se dirigieron hacia los rajneeshees, una secta que había construido su propia ciudad de 7000 habitantes en un rancho del estado. Pruebas no tenían, pero motivos no les faltaban, pues hacía sólo unos meses que los líderes de la secta habían traído miles de personas sin hogar a su ciudad para alterar el censo electoral.

Los rajneeshees estaban liderados por Bhagwan Shree Rajneesh, un maestro espiritual hindú, que más tarde se haría llamar Osho. Este “gurú para ricos”, como el mismo se definió, defendía que la desdicha humana provenía del desconocimiento de su propia naturaleza, al identificar su “yo” con el que perciben sus sentidos. Según Rajneesh, la verdadera naturaleza del individuo reside en su consciencia, y la consciencia emerge como práctica de la meditación.

Osho enseñaba que la pobreza material no tenía un auténtico valor espiritual, por eso se hacía fotografiar con suntuosos vestidos y relojes, y mientras estuvo en Orejón cada día conducía un Rolls Royce diferente, llegó a tener 93 y tenía planeado llegar a los 365. Aunque, según Osho, esta ostentación era un intento de provocar a la sociedad americana hiriendo sus sensibilidades. Otro de los puntos polémicos de sus enseñanzas era la defensa de una actitud más abierta hacia la sexualidad, lo que le valió ganarse el título de "gurú del sexo", primero en la prensa de su país, India, y más tarde en la mundial.

Osho y sus seguidores habían llegado al condado de Wasco después de comprar el rancho Big Muddy de 260km2 por 5.7 millones de dólares (unas 30 veces su valor de mercado). A su llegada despertaron tanto admiración como recelo. La prensa describía maravillada su ética del trabajo y como aplicaban ideas avanzadas a su tiempo, como la agricultura orgánica. Sin embargo los líderes religiosos de Oregón recelaban de ellos y de lo que ocurría en la comuna. Algunas cartas en los periódicos los injuriaban comparándolos con otra "Sodoma y Gomorra" o un “cáncer entre nosotros”. También eran frecuentes las acusaciones sobre el uso y abuso de drogas en el rancho.

No pasaría ni un año, cuando los conflictos llegaron a los tribunales. Inicialmente los miembros de la secta habían expresado que su intención era crear una pequeña comuna dedicada a la agricultura. Pero al poco tiempo resultó evidente que sus planes iban más allá. En sólo tres años, los miembros de la secta habían convertido un área totalmente rural y vacía en una ciudad de 7000 personas, que contaba con sus propios bomberos y policía, restaurantes, centros comerciales, casas, un pequeño aeropuerto que contaba con una pista de aterrizaje de un kilómetro, autobuses para el transporte público, sistema para la depuración de las aguas y un embalse. Todo este desarrollo no era compatible con la calificación del terreno como rural.

El conflicto entre los residentes y los miembros de la comuna fue, poco a poco, subiendo de tono hasta llegar al uso de la violencia. Sus opositores hicieron explotar una bomba en un hotel propiedad de la secta en Oregón en junio del 1983. Por su parte la exhibición de armas semiautomáticas por parte de la Fuerza de Paz de Rajneeshpuram, el cuerpo de policía de la nueva ciudad, creó una sensación de violencia inminente. En este ambiente llegaron a circular rumores de que se llamaría a la guardia nacional para que entrara en el rancho y los arrestara.

Numerosas agrupaciones culturales, conservacionistas o religiosas empezaron a ejercer presiones contra la comuna espiritual. La ciudad de Antelope, de menos de 100 habitantes, situada a unos 30 kilómetros del rancho, se convirtió en el epicentro del conflicto. Mientras tanto, seguían llegando más seguidores de la secta. Para impedir que la secta tomara el control de la población en unas elecciones, Antelope decidió dejar de ser ciudad, los rajneeshees, por su parte, siguieron el camino inverso y en mayo del 1982 consiguieron constituirse como una ciudad independiente.

Así, Oregón pasó a contar con un municipio llamado Rajneeshpuram, y meses más tarde otro llamado Rajneesh, cuando Antelope cambió de nombre tras una votación que los rajneeshees ganaron por 57 votos a favor y 22 en contra.

Para entonces los sannyasins, como también eran conocidos los miembros de la secta, iniciaron una agresiva campaña de litigios contra varias personas y asociaciones del estado. Uno de ellos era el fiscal general de Oregón David B. Frohnmayer que sostenía que la ciudad recién creada era sólo un instrumento en manos de una organización religiosa y por lo tanto violaba el principio de separación entre estado e iglesia. Los seguidores de la secta se defendían diciendo que detrás de todos estos ataques legales, lo que realmente se escondía era la intolerancia religiosa.

En 1983 el estado de Oregón presentó una demanda en contra de la constitución de Rajneespuram como ciudad, lo cual paralizó sus planes de expansión. Ante esta situación los rajneeshees idearon un plan para hacerse con el control político de todo el condado de Wasco, que contaba con unos 20.000 habitantes. El objetivo era hacerse con dos de los tres asientos en la corte de condado y la oficina del sheriff. Y así poder hacer y deshacer a sus anchas.

En ese tiempo la portavoz de Osho, Ma Anand Sheela era la líder de facto de la comuna. Sheela había hecho poco para evitar la confrontación con el condado. Más bien su tono desafiante y caustico había contribuido a exacerbar las hostilidades y atrajo la atención de los medios. Sheela y Diane Ivonne Onang (Ma Anand Puja), una enfermera experimentada y tesorera de la Rajneesh Medical Coporation fueron los cerebros del plan.

La primera iniciativa de dicho plan fue el programa “Share-a-home” (compartir un hogar), con la que trajeron a Rajneeshpuram miles de personas sin hogar con promesas de comida y casa sin trabajar. Enseguida resultó evidente que detrás de la iniciativa más que caridad había un intento de inflar el censo electoral con nuevos votantes partidarios de la comuna. Así que el condado de Wasco contraatacó exigiendo que todos los nuevos votantes enviaran sus solicitudes de voto y siguieran el proceso habitual para registrarse.

La población ya estaba indignada, pero la situación aún se complicó más cuando 150 personas de The Dalles, la sede del condado, cayeron enfermas de manera repentina el 24 de Septiembre del 1984. A finales de mes los casos de gastroenteritis aguda ya eran 751. Tras los análisis en laboratorio se descubrió que todos eran víctima de la Salmonella Entérica Typhimurium. Los síntomas incluían diarrea, fiebre, resfriados, nauseas, vómitos, dolores de cabeza, dolor abdominal y deposiciones con sangre. Los enfermos eran de todas las edades, desde recién nacidos a octogenarios.

Los vecinos empezaron a sospechar que los seguidores de Osho eran los responsables, y vieron en la intoxicación un segundo intento de manipulación electoral, lo que resultó en aglomeraciones de gente acudiendo a votar el día de las elecciones para impedir que los rajneeshees ganaran ninguno de los puestos a los que aspiraban. Sin embargo, las primeras investigaciones oficiales culparon del brote a la poca higiene personal de los trabajadores de varios restaurantes, ya que habían caído enfermos antes que los propietarios y que los clientes.

En cualquier caso, los rajneeshees finalmente retiraron su candidato de las elecciones de Noviembre y de esta manera el envenenamiento por salmonella no afectó al resultado. Sólo 239 de los 7000 miembros de la comuna votaron. El brote de salmonella costó cientos de miles de dólares a los restaurantes locales y generó un profundo terror entre las gentes del estado, que temían un segundo ataque, esta vez quizá contaminando con veneno o el virus del SIDA el suministro de agua.

El congresista James H. Weaver creía que la explicación oficial no explicaba los hechos adecuadamente, así que contactó con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades y otras agencias, y les instó a investigar el incidente. Estos movimientos hicieron que muchos acusaran a Weaver de paranoico y lo ponían como un ejemplo más del acoso que los rajneeshees sufrían habitualmente. El 28 de febrero de 1985 Weaver acusó a los rajneeshees en un discurso dado en la Cámara de los Representantes de Estados Unidos. Aunque la acusación estaba bien razonada, se basaba en pruebas circunstanciales.

La aclaración definitiva tendría que esperar hasta el 14 de setiembre de 1985, cuando Sheela y, entre otros 15 y 20 líderes de la secta abandonaron Rajneeshpuram. A la semana siguiente Osho, el líder espiritual, ofreció la primera rueda de prensa después de un período de silencio público auto-impuesto que había durado cuatro años. Osho informó de la marcha de Sheela y los demás hacia Europa. Después de la marcha, dijo, había recibido información de los residentes que Sheela y su equipo habían cometido una serie de graves crímenes. Habían intentado envenenar a su médico personal y a su compañera sentimental, además de al fiscal del distrito y contaminar el sistema de agua de The Dalles. También creía que habían envenenado al comisionado del estado y al juez William Hulse, y que eran los responsables del foco de salmonella que había afectado The Dalles. Tras la declaración pública invitó a las autoridades a acudir al rancho y seguir las investigaciones.

Ante la gravedad del asunto y el temor a que se eliminaran pruebas, 50 investigadores se desplazaron a la comuna. Finalmente encontraron muestras de salmonella en el laboratorio de la clínica que coincidían con los del brote que había afectado a los restaurantes locales. La secta había comprado la salmonella a VWR Scientific, una compañía de suministros médicos de Seattle, y cultivaron más en el laboratorio de la comuna. Según las investigaciones la intoxicación había sido sólo un ensayo para probar la efectividad del plan, antes de una intoxicación a mayor escala el día antes de las elecciones. La idea del envenenamiento habría sido tomada cuando quedó claro que a los sin-hogar que habían traído no se les permitiría votar.

Los primeros intoxicados fueron dos funcionarios del condado que visitaron Rajneeshpuram y fueron “obsequiados” con dos vasos de agua contaminada. Después los seguidores de la secta esparcieron salmonella en las tiendas de comestibles, en los pomos de las puertas y wáteres del juzgado, aunque no obtuvieron los resultados esperados. Entonces, siguiendo con el “experimento”, repartieron su “salsa”, así la llamaban ellos, ligeramente marrón con salmonella, en los buffet de ensaladas de diez restaurantes de The Dalles.

La investigación también reveló otros experimentos anteriores con otros venenos y bacterias. Algunos investigadores describieron la clínica como una planta de producción de agentes bacteriológicos a gran escala. También se encontraron varios libros sobre cómo fabricar explosivos y guerra biológica, y se descubrió un plan abortado para asesinar al fiscal del estado Charles Turner.

El alcalde de Rajneeshpuram, David Berry Knapp (conocido como Krishna Deva) contradijo a Osho y dijo que Osho si que estaba al corriente de los planes de Sheela para reducir el número de votantes, a los que había respondido “que era mejor no herir a personas, pero que si algunos morían no tenía que preocuparse”. Pese a este testimonio, Osho nunca sería acusado de ninguna implicación en el ataque de salmonelosis y sólo sería declarado culpable de infracción de las leyes de inmigración, por las que sería condenado a una multa de 400.000 dólares y deportado de Estados Unidos.

Ma Anand Sheela y Ma Anand Puja fueron arrestadas en Alemania el 28 de Octubre de 1985. Después de la extradición fueron juzgadas en Estados Unidos. Ambas se declararon inocentes aunque admitieron que existían suficientes pruebas en su contra por los cargos de envenenamiento por salmonella, intento de asesinato del médico personal de Osho, conspiración de escuchas ilegales, inmigración ilegal y los envenenamientos del comisionado de The Dalles y del juez William Hulse. En total recibieron varias condenas que podían ser cumplidas a la vez, la más larga de las cuales era de 20 años.

Aproximadamente doces personas más estuvieron implicadas en la conspiración para emplear agentes biológicos, al menos once en la planificación propiamente dicha. Aparentemente no más de cuatro estuvieron en el desarrollo de la “salsa”, aunque quizás no todos ellos eran conscientes del objetivo de su trabajo. Al menos ocho individuos estarían implicados en la distribución de la bacteria. El resto de sus seguidores, la mayoría, eran totalmente ajenos a la intoxicación.

Osho murió a la edad de 58 años debido a una insuficiencia cardíaca. En su epitafio se puede leer: “OSHO, nunca nacido, nunca muerto. Únicamente visitó este Planeta Tierra entre el 11 de Diciembre de 1931 y el 19 de Enero de 1990”. Después de su muerte y tras su inclusión en 1991 en la lista de las 10 personalidades que más habían influido en el destino de su país que publicó un influyente periódico indio, su legado ha pasado a formar parte de la cultura convencional de India y Nepal.

Sus actuales seguidores, no sólo en India sino a nivel mundial, han ido alejándose de los aspectos más controvertidos de sus enseñanzas y acercándose a actividades más "tradicionales" como el yoga, la meditación o el lucrativo negocio de los cursos de gestión de stress para multinacionales. Algunos de los 650 libros atribuidos a Osho han sido traducidos a más de 55 idiomas y han llegado a ser best-sellers en países como Italia. En la actualidad, el templo en Pune(India) donde se encuentran sus cenizas atrae cada año, entre seguidores y turistas, a 200.000 personas y ha sido visitado por el Dalai Lama.

Por lo que respecta al rancho de los Rajneesh, fue vendido, no sin polémica, en 1985 por el Estado de Oregón a la organización cristiana Young Life . Aunque las gentes de Antelope aún recuerdan rajneeshees, una placa colocada delante de su ayuntamiento asegura que no se olviden de “aquellos miembros de la comunidad que durante la invasión y ocupación de los Rajneesh de 1981-1985 se quedaron, resistieron y recordaron… Lo único necesario para que el mal triunfe es que los hombres buenos no hagan nada (Edmund Burke)”.

*foto 1: Uno de los paseos en Rolls de Osho por el rancho para saludar a sus seguidores, verano 1982. Original de Samvado Gunnar Kossatz
*foto 2: Campamento de tiendas en Rajneeshpuram en 1982 durante el festival anual. Original de
Samvado Gunnar Kossatz
*foto 3: Rajneeshees en una de sus celebraciones. Original de
Samvado Gunnar Kossatz
*foto 4: Aeropuerto de
Rajneeshpuram. Original de Samvado Gunnar Kossatz
*foto 5: Varios de los restaurantes afectados


posts relacionados:
- La secta de los asesinos
- Nahalal, un pueblo en círculos
- La gran mentira de la Tierra Redonda

+info:
- 1984 Rajneeshee bioterror attack in en.wikipedia.org
- Rajneeshpuram in en.wikipedia.org

vídeos youtube.com:
- Rise and Fall of Rajneeshpuram de la Universidad de Oregon

17 comentarios:

Ramiro dijo...

Voto a bríos!

Qué gran artículo!

Bovolo dijo...

Muchas gracias Ramiro!

Jeshua_Morbus dijo...

Eeeen fin... ¿qué ha ocurrido que no se sepa ya?

1- Religión llega con buenas intenciones
2- Religión trata de conseguir notoriedad e influencia
3- Religión no la consigue
4- Religión se aparta de sus principios para lograr sus objetivos (ya se sabe, nada bueno puede salir de alguien que justifica los medios por el fin)
5- Religión arma "la de Dios"

Mi opinión está clara: No tengo nada contra Dios, sólo tengo problemas con su club de fans (que normalmente no tienen demasiadas luces y SIEMPRE acaban apartándose del camino que dicen seguir (en unas religiones más que en otras pero siempre (el Budismo también ha sido el artífice de alguna masacre...))).

Desde luego, el mandamiento más complicado de hacer cumplir siempre es y siempre será "sé consecuente".

Interesante artículo. Ya hacía tiempo que había visto un documental bastante más pormenorizado (con el asunto de las cartas con antrax después del 11-S, salió más de uno acerca del tema de los laboratorios de la muerte que te puedes encontrar en cualquier sótano).

Orayo dijo...

Es una historia increíble.
El artículo está muy bien escrito. No me quiero imaginar el tiempo que te lleva recopilar la informacion, ordenarla y escribir el postio.

Felicidades!

Bovolo dijo...

Hola Jeshua,

Yo creo que en todas las cestas siempre hay una manzana podrida y muchas otras que valen mucho la pena.

"laboratorios de la muerte"? eso ha sonado interesante ;-). Si he visto por internet que el tema volvió a aparecer en muchos medios cuando lo del antrax.

Un saludete!

Bovolo dijo...

Pues sí Orayo, a mí también me pareció increíble.

Aprovecho la ocasión para decir que el artículo no pretendía ser polémico, simplemente estaba escrito en torno a dos asombros, el de construir una ciudad como la que se construyó y la intoxicación.

Pues... a veces sí que es una inversión de tiempo, pero comentarios como el tuyo o muchos otros animan a seguir.

Saludos!

Fernando dijo...

Interesantísimo post, acabo de descubrir tu blog y me parece muy bueno. Realmente curioso. Un saludo

Bovolo dijo...

Muchas gracias Fernando,

Me alegro que te resulte interesante el blog. Este tipo de comentarios siempre se agradecen y animan a seguir.

Benvenuto!

DerWittenbergman dijo...

Rolls-Roycem, comuna que trata de controlar a un pueblo... Entonces lo de El Lider de los Simpson fue una historia real, quién lo diría. Por cierto, gran blog.

Josete dijo...

Sensacional Bovolo, un gran trabajo como siempre bien argumentado.
Me ha resultado muy interesante y curioso los fines de este pueblo.
Curiosas también las cinco puntualizaciones del amigo Jeshua.
Una gran entrada.

Bovolo dijo...

DerWittenbergman, pues ese capítulo de los Simpson no lo he visto y mira que aquí en España los repiten hasta la saciedad.

Lo que si que había leído es que había habido planes recientes para hacer varias películas sobre Osho, según la wikipedia, una de ellas protagonizada por Ben Kingsley.

No es la primera vez que alguien comenta que algún tema de este blog ha salido en ellos. Curioso!

Bienvenido y un placer que te guste el blog.

Bovolo dijo...

Gracias Josete por tu comentario! Como siempre un placer!

Nos leemos!

Jeshua_Morbus dijo...

Acerca de esos laboratorios de la muerte que menciono, hubo unos cuantos en la Rusia soviética, uno de ellos, en una isla en medio del mar de Aral, el que fuera uno de los cuatro mayores lagos salados del mundo (buen lugar para construir un laboratorio de armas biológicas: Bien aislado y bastante discreto... por desgracia, acabó en plena explanada por esa tontería...).
Muchos de esos laboratorios fueron abandonados porque sí y se siguen conservando organismos vivos en instalaciones cada vez más y más podridas y mal cuidadas. Cualquier día ocurrirá algo indeseable...

Fuente (la isla secreta del mar de Aral): http://matiascallone.blogspot.com/2008/06/la-isla-secreta-del-mar-aral.html

Bovolo dijo...

Ahora te sigo ;-) Jeshua!

La verdad que la historia se ese lago ya me parecía rocambolesca, pero ahora más. Creo que se desecó para hacer regadíos, no?

Las fotos de los puertos sin agua y los barcos varados en medio del desierto son impactantes

Supongo que en la USSR pasó con las armas biológicas lo mismo que con las nucleares, que quedaron un poco sin control.

Rusia parece que está tomando el control de todo el tinglado, para bien o para mal..... Aunque a saber cuantas cosas estarán ya por ahí circulando, de mano en mano sin control.

La imagen que evocas de organismos y cultivos abandonados en laboratorios ruinosos, es cuanto menos inquietante.

Como siempre gracias por tu ilustrativo comentario ;-)

DerWittenbergman dijo...

El capítulo de los Simpson en cuestión:

http://tinyurl.com/5we9kn

Saludos!

Bovolo dijo...

Muchas gracias DerWittenbergman por el link!

Acabo de ver el capítulo. La verdad que sólo veo los simpson de vez en cuando, algunos capítulos me gustan pero otros se me hacen un pelín pesados. Pero este me ha gustado, la verdad.

Sí que tiene similitudes con la secta del post, según he leído en la wikipedia: The Joy of Sect. La secta que aparece en el capítulo recoge aspectos de varias reales.

En concreto la escena del Rolls, sí que viene de los Rajneesh, vaya que sorpresa!

PS: Además he aprendido una cosa más Homer es Homero en castellano. Aquí, en España, no traducen el nombre y jamás me había parado a pensar en su traducción ;-)

Martzel Vicente dijo...

Acabo de ver el capitulo sobre esto en un programa tipo mentes criminales. Había pensado en hacer un post, pero este está muy bien redactado y documentado; creo q no hace falta. Increíble historia de terrorismo biológico... Salud2!