jueves, 7 de febrero de 2008

El asesinato de Rasputin

(Leer antes la primera parte de este artículo)

El primer intento de asesinato que sufrió Rasputin, lo llevó a cabo una seguidora del monje Iliodor, un antiguo amigo de Rasputin, totalmente disgustado con su actitud reciente, Iliodor incitó a una prostituta seguidora suya llamada Khionia Guseva, para que matara a Rasputin. Khionia causándole graves heridas en el abdomen, convencida de su éxito grito "He matado al anticristo". Pero Rasputin superó lo que en principio parecía una herida mortal tras pasar por varias operaciones. Tras este intento de asesinato Rasputin ya no fue el mismo, según su hija de cansaba mucho y consumía opio de manera muy habitual para combatir el dolor.

Rasputin no saldría tan airoso de su definitivo intento de asesinato. Este fue orquestado por un grupo de aristócratas liderados por el Príncipe Yusupov y el Gran Duque Dmitri Pavlovich (uno de los pocos Romanov que conseguiría escapar de la muerte durante la Revolución), que creían que Rasputin estaba poniendo todo el imperio en peligro.
Tras invitarle al palacio del príncipe con el pretexto de encontrarse con la sobrina del Zar, el 30 de Diciembre del 1916. Intentaron envenenarle con unas pastas de té. Las cuáles no surtieron ningún efecto, pese a que según dice Yusupov poner la dosis suficiente para matar a cinco personas. Sorprendido Yusupov disparó a Rasputin con una pistola y Rapustin cayó al suelo, convencido de haberlo matado salió fuera a comunicárselo a sus cómplices, pero al entrar para coger un abrigo, decidió comprobar el estado del cadáver, en ese momento Rasputin abrió los ojos e intentó estrangularlo, advertidos por el ruido entraron en la habitación sus cómplices que volvieron a disparar a Rapustin y este volvió a caer al suelo. Ante su horror, al poco vieron que estaba intentando levantarse de nuevo. Sorprendidos decidieron tirarlo a un rio helado donde finalmente murió como lo habían hecho sus dos hermanos años antes.
Tres días después el cuerpo de Rasputin fue recuperado del hielo, envenenado y disparado cuatro veces, la autopsia determinó que la causa de su muerte había sido hipotermia. Su cadáver se encontró con los brazos estaban levantados como si hubiera intentado escapar del hielo, también se encontró agua en sus pulmones lo cuál para algunos indicaría que seguía vivo cuando fue arrojado al hielo.

Su cuerpo fue enterrado en el palacio Tsarskoye Selo en San Petersburgo, aunque durante la Revolución fue desenterrado y sus restos fueron quemados en un bosque cercano.

Esta es una versión de su muerte basada en una de las descripciones de Yusupov, pues dio varias, la primera a la policía de San Petersburgo después del asesinato, más tarde durante su exilio en Crimea, en su libro... y ninguna de ellas idéntica. Expertos actuales cuestionan algunos aspectos del relato e intentan encontrar explicaciones más científicas a lo ocurrido.

Así en 1993 el profesor Vladimir Zharov y Derrick Pounder en 2004, basándose en un informe de la autopsia no publicado del 1916 sostenían que no se encontró veneno en el estómago de Rasputin. Una posible explicación sería que el horneo de las pastas habría vaporizado el veneno que contenían. Pero sostenían que fue golpeado y atacado con una arma cortante. Pero había discrepancias en el calibre y tipo de las armas de fuego usadas, lo cual podría dar un giro a la visión del asesinato de Rasputin que se tenía hasta ahora.

Según estos expertos el tercer disparo habría sido con un arma diferente de las otras que causaron los otras tres heridas. Lo que la hacía peculiar era que fue hecho con un tipo de bala que sólo se usaba en Inglaterra. Algunos sostienen que el único poseedor de un arma así en San Petersburgo era un oficial del servicio secreto inglés llamado Oswald Reyner. Este hecho confirmaría la teoría que el gobierno inglés habría estado implicado en el asesinato de Rasputin. Los ingleses estaban preocupados que Rasputin había ido desplazando los ministros pro-ingleses del gobierno ruso, temían que Rusia acabara abandonando la guerra lo cuál habría tenido consecuencias desastrosas para los aliados que hubieran quedado en inferioridad numérica.

A su retorno a Inglaterra Rayner confesó a su prima, Rose Jones, que había estado presente en el asesinato de Rasputin e incluso mostró una bala que recogió en la escena del crimen. Lamentablemente esta teoría no se puede demostrar con pruebas, pues Rayner quemó todos sus papeles poco antes de morir en 1961 y su hijo murió cuatro años depués.

El misterio que acompañó a Rasputin hasta su muete le siguió acompañando después. Al poco de morir su secretario personal Simonovich se dió cuenta que Rasputin había movido una gran cantidad de dinero a una cuenta de su hija Maria, cómo si quisiera dejar todo en orden tras su muerte. Y además según afirmó su secretario unas semanas antes había escrito una carta preconizando su propia muerte.

En esta carta afirmaba que él no vería el inicio del año 1917. Advertía al Zar, que si era asesinado por la plebe los hijos del Zar reinarían durante siglos y siglos, pero si por el contrario era la nobleza la que lo asesinaba, habría un enfrentamiento entre hermanos en Rusia y durante 25 años no habría nobles en Rusia, y los hijos del Zar no vivirían más de dos años.

Algunos se preguntan si realmente fue capaz de prever su muerte o simplemente era consciente que eran muchos los que querían matarlo y que su tiempo se estaba acabando?

Tras la Revolución de Octubre su hija emigró a Francia. Allí trabajó de de bailarina y domadora de tigres en un circo. En sus memorias, retrató a su padre como un santo y acusaba de todas las calumnias a malinterpetraciones creadas por sus enemigos.

posts relacionados:
- Rasputin, santo o demonio?
- San Simeón el Estilita, la vida en lo alto de una columna

+info:
http://www.alexanderpalace.com/2006rasputin/index.html (In English)
http://en.wikipedia.org/wiki/Grigori_Rasputin (In English)
http://it.stlawu.edu/~rkreuzer/indv5/rasp.htm (In English)