viernes, 21 de marzo de 2008

Las iglesias excavadas del Jerusalem etíope

Tras la caída de Jerusalem en manos musulmanas en el 1187, el rey santo etíope Gebre Mesquel Lalibela decidió convertir la ciudad de Roha, actualmente Lalibela, en un nuevo Jerusalem que sirviera de lugar de peregrinaje para aquellos que no pudieran hacerlo al auténtico. La nueva ciudad fue concebida como una representación simbólica de Tierra Santa cogiendo prestados de la original los nombres de edificios e incluso el de su río, Yordanos. En esta nueva Jerusalem que ha llegado hasta nuestro tiempo, destacan sus iglesias excavadas en la roca, con su techo a nivel del suelo, todas de una pieza. Estas iglesias que para algunos son la Octava Maravilla del Mundo fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1978.

El Rey Lalibela había visitado Jerusalem y cuenta una de las muchas leyendas que un ángel lo elevó al cielo y desde allí pudo contemplar la iglesias de Jerusalem como nunca antes ningún hombre había podido y le encomendó la misión de construirlas en la ciudad de Roha. Empresa que emprendió al poco de llegar al trono, sin embargo las iglesias que construiría poco se parecerían a las que pretendían imitar. Durante esta visión también le fueron revelados no sólo su emplazamiento sino su diseño y decoración.

Las iglesias no fueron construidas, sino que fueron excavadas. Para crear cada una de estas iglesias primero se cavaba una zanja alrededor de la roca y luego se procedía a cincelar su interior. No cuesta imaginar el esfuerzo que requería dar forma cada una de ellas sólo con martillos y cinceles.

Por eso no es de extrañar que otra leyenda afirme que los ángeles acudían cada noche a continuar el trabajo que los hombres habían hecho durante el día, de hecho si según dice otra leyenda se construyeron en sólo 28 días, no podría haber sido de otra manera. Una de las iglesias, Bet Maryam (Casa de María), contiene un pilar, sobre el cual el Rey Lalibela habría escrito el secreto de la construcción de las iglesias. Este pilar se encuentra cubierto por unas telas y sólo los sacerdotes pueden mirarlo.

En total Lalibela cuenta con once iglesias, distribuidas en varias agrupaciones principales separadas por el canal Yordanos, pero comunicadas por túneles, pasadizos y zanjas. En el grupo situado más al norte destacaría Bete Medhane Alem (Casa del Salvador del Mundo), que alberga la Cruz de Lalibela y que se cree que es la iglesia monolítica más grande del mundo, cuenta con cinco naves y se cree podría ser una réplica de la catedral de Santa María de Sión en Aksu, destruída en 1535 por los invasores musulmanes. También al norte estarían las iglesias de Bete Maryam (Casa de María), probablemente la más antigua, Bete Golgotha de la que se dice que contiene la tumba del Rey Lalibela, la Capilla Selassi y la Tumba de Adán.

En el grupo más al oeste destaca Bete Giyorgis (Casa de San Jorge), cuya planta en forma de cruz se puede contemplar desde lo alto de la roca, con unas dimensiones de 25x25 metros y 30 metros de altura (o produndidad), es una de las más bellas y mejor conservadas. El grupo del Este estaría formado por Bete Amanuel (Casa de Emmanuel), posiblemente la antigua capilla real, Bete Merkorios que podría haber sido una prisión y Bete Grabriel-Rufael (Casa de Gabriel y Rafael) que podría haber sido el antiguo palacio real. Algunas de estas iglesias contienen pinturas murales de gran belleza.

El primer europeo en ver estas iglesias fue el explorador portugués Pero Da Convilha seguido por el también explorador Francisco Alvares en el 1520, quien quedó tan asombrado por la belleza de las iglesias y que temió que nadie creyera las descripciones de su diario. Habrían de pasar más de 300 años hasta que otro europeo, Gerhard Rohlfs las visitará otra vez, en algún momento entre el 1865 y 1870.

La fecha de construcción de la iglesias no ha podido ser establecida con exactitud, aunque se da por cierto que fueron construidas durante el reinado del Rey Lalibela entre el siglo XII y XIII. Aunque algunos arqueólogos creen que su excavación se podría haber extendido más allá de este reinado hasta bien entrado el siglo XIV. Otros por el contrario creen que podrían ser 500 años anteriores, y que con anterioridad a ser convertidas iglesias ya hubieran formado parte de fortificaciones o palacios. Por cierto las teorías que sugerían la participación de los templarios en su construcción, ha sido descartadas.

PS: recomiendo visitar los links de fotos, para ver lo impresionantes que son las iglesias.

*foto 1: Bete Giyorgis, foto de Paul Zizka
*foto 2: Bete Giyorgis, foto de
Dan Gerding
*foto 3: Interior de una de estas iglesias, foto the
Dan Gerding

posts relacionados:
- Makuria, el reino cristiano perdido de Egipto
- El mítico reino de Preste Juan

fotos recomendadas:
- fotos en Sacred Destinations
- fotos de Dan Gerding en flickr

+info:
- Artículo "Iglesias talladas en la roca de Lalibela" en es.wikipedia.org
- Article "Lalibela" in en.wikipedia.org
- Churches of Lalibela in Wonders of the African World
- Rock-Hewn Churches of Lalibela, Ethiopia in Sacred Destinations

6 comentarios:

niklaüss dijo...

Guau! realmente muy instructivo y explicativo el post. Felicitaciones por el blog, acabo de descubrirlo y me pareció ,uy interesante. Si querés, te invito a darte un paseo por mi bitácora universobabel.blogspot.com

Saludos!

Bovolo dijo...

Hola Niklauss... el otro día ya eche un ojo a tu blog... creo q tenemos un amigo común arqueohistoria, no?

Creo que tu le concediste el Excellent Blog Award a él y él a su vez a mí.

Felicidades tb por tu blog lo encontré tb muy interesante. Es agradable que gente desde tan lejitos... nos leamos!

saludos desde Barcelona! nos leemos!

Silvia dijo...

Hace tiempo leí un reportaje en una revista sobre esas iglesias y la semana pasada tuve ocasión de ver un documental en el que se veían de nuevo. Internet me ha traído hasta su blog y ha sido una delicia.
Gracias por el artículo tan educativo y ameno.
Saludos

Bovolo dijo...

Muchas gracias silvia!

La verdad que son unas iglesias muy bonitas y curiosas, de un área y época de la historia muy desconocida para los europeos.

Nos leemos!

Elisa dijo...

Hola, buscando explicación a lo que he visto hace menos de 2 semanas en Lalibela he "tropezado" con este blog. Sigo sin saber el porqué de ese tipo de construcción, el guía de allí, un acérrimo seguidor de la Iglesía Ortodoxa Etíope nos explicaba tb lo de los ángeles... pero qué quieres que te diga... he estudiado mucha historia del arte y me he quedado con el "gusanillo" de saber algo más de esas maravillas...
Un saludo

Bovolo dijo...

Que envidia, Elisa, haber visitado las iglesias! Al natural me imagino que deben de ser aún más espectaculares que en fotos o vídeo.

Sin duda son unas construcciones peculiares, se me ocurre que uno de los motivos para haberlas excavado fuera el de aprovechar lo que tenían.

Tal vez pensaran que era más fácil en vez de extraer las piedras para construir una iglesia con ellas después, excavarla directamente.

Aunque quizás tuvieran otros motivos. En cualquier caso el resultado merece la pena visitarlo, no?

Un saludo!