martes, 3 de marzo de 2009

El mensaje de la Pioneer para los extraterrestres

Aprovechando que la sonda Pioneer 10 y 11, lanzadas a principios de los 70, tendrían el honor de ser los primeros objetos construidos por el hombre que salieran del Sistema Solar, a un periodista se le ocurrió la idea enviar con ellas una especie de “mensaje en una botella” interestelar dirigido a la posible civilización extraterrestre que las pudiera interceptar. Carl Sagan lideró el proyecto que tenía que decidir que poner en ese mensaje y lo no menos difícil: como ponerlo. ¿De encontrarlo los extraterrestres serían capaces de entenderlo?

La placa con el mensaje que llevan la Pioneer 10 y 11

La idea de enviar un mensaje de la humanidad a una posible inteligencia extraterrestre en la Pioneer 10 fue de Eric Burgess, un periodista que cubría el programa espacial. Burgess posteriormente comentó su idea a Carl Sagan con el que habló después de una conferencia sobre inteligencias extraterrestres en Crimea. La idea entusiasmó a Sagan y la NASA accedió a que diseñaran una placa que se colocaría en la sonda, aunque les concedió sólo tres semanas para preparar su contenido.

Pese a las prisas, la placa llegó a tiempo y fue colocada en la sonda. En su confección Sagan y Burgess contaron con la ayuda del doctor Frank Drake y Richard C. Hoagland. Entre todos diseñaron la placa y los pictogramas fueron preparados por la entonces esposa de Sagan, Linda Salzman Sagan. El mensaje se grabó en una placa de aluminio anodizado, de 229mm x 152mm de tamaño y un grosor de 1.27mm. La placa pesaba unos 120 gramos. Los procesos erosivos en el entorno interestelar eran desconocidos, aunque se creían que serían menos agresivos que los que ocurren en el Sistema Solar, por lo que según Carl Sagan la Pioneer 10, la placa y el mensaje grabado sobrevivirían a cualquier otra obra del hombre en la Tierra.

Los autores reconocían que cualquier mensaje de este tipo estaría en mayor o menor medida influido por las limitaciones perceptuales y los procesos lógicos de los seres humanos. Aunque creían que una civilización avanzada sería capaz de entenderlo, para ello era básico entender el papel que jugaba el hidrógeno, el elemento más abundante de la galaxia, en la placa. En la parte superior izquierda se encuentra una representación de su transición hiperfina. Debajo de esta representación hay una pequeña línea vertical para representar el dígito binario 1. Esta inversión en la dirección del electrón de spin en un átomo de hidrógeno provoca una onda de radio que permite especificar una unidad de longitud (su longitud de onda, 21cm) además de una unidad de tiempo (su frecuencia, 1420Mhz). Ambas unidades sirven de medida de referencia a los demás símbolos.

La Pioneer 10 en las últimas fases de su construcción

En el lado derecho de la placa aparecen la figura de un hombre y una mujer delante de la representación de la nave. Entre las marcas que indican la altura de la mujer se puede ver la representación binaria del número 8 (1000, con un pequeño defecto en el primer cero). En unidades de la longitud de onda de la transición hiperfina del hidrógeno, es decir, 8 x 21 cm = 168 cm. Detrás de las figuras humanas, se puede ver una silueta de la Pioneer en la misma escala. La inteligencia extraterrestre podría deducir la altura de los humanos midiendo la sonda espacial.

El hombre de la figura está levantado su mano derecha como signo de buenos deseos. Aunque este gesto puede ser que no se entienda, permite mostrar el pulgar y como se pueden mover las piernas, no es la única imagen de la placa que sirve para al menos dos propósitos. Inicialmente Sagan dibujó a las dos figuras cogidas de la mano, pero en seguida se dio cuenta que los extraterrestres podrían entender que la figura representaba una única criatura y no dos. En cualquier caso, los autores reconocían que si la civilización interceptora no había tenido ningún contacto previo con organismos similares al ser humano, muchas de las características de las figuras les podían parecer profundamente misteriosas. Las dos figuras humanas parecen corresponder a personas de raza blanca y occidentales, aunque se intentó que ambas figuras fueran lo más neutro posible en cuanto a cuestiones raciales.

Lanzamiento de la Pioneer 10 el 2 de marzo de 1972

Los genitales de la mujer son mucho menos detallados que los del hombre. Hay una cierta controversia sobre si en la propuesta inicial no era así. Según algunos, sería el propio Sagan el que decidió eliminar los detalles para evitarse trabas, pero según otros, el diseño original de Sagan sí que era más minucioso pero habrían sido los responsables de la NASA los que habrían pedido su simplificación como condición para dar su aprobación. Según escribió el mismo Sagan, por un lado, pesó en esta decisión el intento de imitar la representación clásica griega del cuerpo de la mujer, y efectivamente, la intención de agilizar todo el proceso y evitar posibles problemas con la dirección de la NASA, aunque jamás tuvieron ningún problema de puritanismo con ellos.

A la izquierda de la placa muestra un haz de 15 líneas que radian de un mismo punto. Ese punto es el planeta Tierra, las líneas indican la dirección de los púlsares más significativos cercanos al sistema solar. Las líneas son en realidad números binarios (de 10 dígitos en decimal), que representan los períodos de estos púlsares, usando otra vez la frecuencia de la transición del hidrógeno como unidad. Puesto que estos períodos cambian a lo largo del tiempo, se puede calcular la época astronómica del lanzamiento. Además, las longitudes de las líneas muestran las distancias relativas de los púlsares al Sol. Una marca al final de cada línea da la coordenada Z perpendicular al plano galáctico.

En función del lugar en el que se encontrara la placa, puede ser que sólo alguno de estos pulsares fueran visibles. Sin embargo, al indicar la posición de manera redundante con 14 púlsares, la localización del origen puede ser triangulada incluso si sólo se reconoce a alguno de ellos. El púlsar número quince de la placa se extiende hasta el extremo derecho, detrás de las figuras humanas. Esta línea indica la posición del Sol relativa al centro de la galaxia.

En la parte inferior de la placa hay un esquema del Sistema Solar. Un pequeña figura de la nave sirve para mostrar su trayectoria hasta Júpiter y de allí hacia el exterior del sistema solar. En este esquema se pueden observar los anillos de Saturno, los cuales podrían proporcionar a los extraterrestres una valiosa pista para identificar el Sistema Solar. Los anillos de Júpiter, Urano y Neptuno eran desconocidos cuando se diseñó la placa y Plutón era todavía considerado un planeta. Los números binarios al lado de los planetas muestran su distancia relativa al Sol. La unidad que se usó era un décimo de la órbita de Mercurio.

La primera placa se lanzó con la Pioneer 10 el 2 de marzo de 1972, y la segunda con la Pioneer 11 el 5 de abril del año siguiente. Las placas de ambas sondas son idénticas, sin embargo después del lanzamiento la Pioneer 11 fue redirigida hacia Saturno y de allí hacía hacia fuera del sistema solar. Este hecho hace que la placa sea imprecisa, al indicar para las dos sondas la misma trayectoria.

Pioneer 11 y los anillos de Saturno, recreación Andrzej Mirecki

Obviamente, el diseño de la placa generó polémica y críticas. Muchos creían que su mensaje era demasiado antropocéntrico y demasiado difícil de descifrar. Aunque el mensaje fue diseñado para codificar el máximo de información posible en el mínimo espacio, más que para ser legible fácilmente, muy pocos de los científicos a los que se les enseñó la placa fueron capaces de decodificarla en su totalidad. Irónicamente, una de las partes del diagrama más fáciles de entender para los humanos podría ser de las más difíciles para los extraterrestres: la flecha que muestra la trayectoria de la Pioneer. Según un artículo de la Scientific American, las flechas son un artefacto de las sociedades de cazadores-recolectores, los extraterrestres podrían ser incapaces de encontrar un sentido a ese símbolo.

Según el astrónomo Frank Drake, hubo muchas reacciones negativas porque la placa mostraba a los humanos desnudos. Algunos periódicos recibieron cartas de contribuyentes enfadados porque su gobierno malgastara el dinero en enviar obscenidades” al espacio. Pero no fueron los únicos, algunas feministas encontraron la postura de la mujer demasiado servil, otros se quejaron del aspecto caucásico de las figuras.

Pese a sus esfuerzos, los promotores del envío del mensaje eran conscientes que las posibilidades que la sonda llegara hasta el sistema planetario de alguna civilización avanzada eran casi despreciables, pero quizás esa civilización, mucho más avanzada que la humana, sí que tuviera los medios para detectar la sonda en su viaje interestelar. En cualquier caso la intercepción sería en futuro muy lejano, por lo que no veían ningún peligro en indicar la posición de la Tierra, aún en el remoto caso que esa civilización fuera hostil.

Según lo planeado, tanto la Pioneer 10 como la 11 cumplieron su misión. La primera pasó por Júpiter tras cruzar el Cinturón de asteroides en 1973 y proporcionó las mejores imágenes de las que se dispone hasta la fecha de la atmósfera del planeta. Siguiendo luego su camino hacia el exterior del sistema solar, atravesando lugares por los que no había pasado nada hecho por el hombre antes. En 1983 abandonó el Sistema Solar. Pese a que su misión acabó formalmente en 1997, la sonda siguió en contacto con la Tierra. La última recepción con éxito de su señal se captó el 27 de abril del 2002. La pérdida de contacto fue probablemente debida a la combinación del incremento de la distancia y al lento debilitamiento de la fuente de energía de la sonda, pero no a un fallo técnico.

Imagen de Saturno tomada por la Pioneer 11 el 26 de agosto de 1979

La última señal, ya casi indetectable, que se captó fue el 23 de enero de 2003, cuando ya estaba a 12.000 millones de kilómetros de distancia, a esa distancia las emisiones tardaban casi 10 horas en llegar a la Tierra. El 7 de febrero siguiente ya no se pudo contactar con la Pioneer 10 y el último intento, también sin éxito, se llevó a cabo el 4 de marzo del 2006, la última vez que la antena estaría correctamente alineada con la Tierra. En la actualidad se supone que la sonda sigue su camino a la estrella Aldebarán, en la constelación de Tauro, a la que con suerte llegará dentro de 1.690.000 años.

La Pioneer 11 fue lanzada el 5 de abril de 1973 y llegó a Saturno el 1 de septiembre, tomando las primeras fotografías a corta distancia del planeta, allí descubrió dos nuevos satélites y también dos nuevos anillos. Desde allí prosiguió su viaje hacia el exterior del Sistema Solar, estudiando las partículas energéticas del viento solar. Al igual que la Pioneer 10 y el resto de sondas Pioneer, la 11 obtenía su energía de una fuente de isótopos radiactivos. La pérdida de eficacia de esos generadores determinó el final de su misión a finales del 1995, cuando se encontraba a 6.500 millones de kilómetros de distancia de la Tierra. El movimiento de la Tierra hizo que la antena de la sonda perdiera su correcto alineamiento con ella y puesto que la antena no se puede redirigir resulta imposible con la tecnología actual establecer ningún tipo de comunicación con ella.

Sin conexión con la tierra la Pioneer 11 sigue su camino en silencio hacia la constelación de Aquila a la que se espera que llegue dentro de unos 4 millones de años. Como su compañera la Pioneer 10 sigue buscando alguna civilización a la que entregar su “mensaje en una botella y que, a poder ser, sea capaz de entenderlo, siempre y cuando no sea hostil.

PS: ¿Habríais entendido vosotros el mensaje de la placa?

posts relacionados:
- 1835, cuando se descubrió vida en la Luna
- La gran mentira de la Tierra Redonda

+info:
- Placa de la Pioneer en es.wikipedia.org
- Pioneer plaque in en.wikipedia.org
- Pioneer 10 en la es.wikipedia.org y en.wikipedia.org
- Pioneer 11 en la es.wikipedia.org y en.wikipedia.org
- A Message from Earth by Carl Sagan, Linda Salzman and Frank Drake

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha encantado la entrada, realmente interesante.

Bovolo dijo...

Merci!

La verdad que la primera vez que oí, o mejor dicho, leí, del tema también me resultó de lo más interesante, sobre todo que poner en el mensaje y como ponerlo.

Esa búsqueda de lo más básico que todo el universo puede tener en común....

Bienvenido!

Alexandre dijo...

Aunque sea feo eso de autocitarse, puede interesarte uno de mis posts más antiguos que precisamente plantea la dificultad de confeccionar mensajes "universales"

Ahí va el enlace: http://vestigis.wordpress.com/2007/09/18/el-mite-narratiu/

Una de las cosas interesantes que no recogí en esa entrada era que, entre otros aspectos, el reto que expongo suponía la posibilidad de advertir del peligro nuclear a futuras civilizaciones extraterrestres que visitaran la tierra dentro de miles de años, aun en la eventualidad de que se hubiese extinguido la vida humana en nuestro planeta.

La verdad, pensar en esas magnitudes siempre produce un cierto vértigo.

Orayo dijo...

He tenido una sensacion de desazón al pensar como las sondas posiblemente atraviesen el espacio durante miles y miles de años sin que nadie se percate de ello.

En respuesta a tu pregunta creo que para nosotros son muy indentificables dos cosas: el tamaño de los humanos con la sonda como referencia y el dibujo esquematico del sistema solar. Por cierto, discrepo en cuanto a lo de la flecha. Posiblemente la punta de la flecha no tenga sentido, pero el trazo continuo creo que si seria identificable como una trayectoria.

Por ultimo me hace gracia todas las criticas que suscito la placa, nunca llueve a gusto de todos.

Un saludo!

Bovolo dijo...

Alexandre, tu entrada interesantísima!!!

Más o menos, intentaban resolver el mismo problema, comunicarse con los "visitantes", aunque el mensaje era un poco más dramático: "no sigáis excavando que....". La única cosa que no he entendido es que si la humanidad se extinguía, como iban a sobrevivir estos sacerdotes :-S

Pero genial la entrada!!!

Bovolo dijo...

Orayo,

Sí, sí, pensar que pueden estar por ahí las Pioneer viajando sin que nadie se de cuenta.... Aunque aun me produce más sensación de desazón que nuestros "vecinos" hayan enviado también alguna sonda (u otro objeto tecnológico), esté pasando relativamente "cerca" de nosotros y nosotros no nos demos cuenta :-(

Yo creo que la parte "retratista" para nosotros es fácil, aunque como dice el post, si ellos no han visto nada igual realmente pueden decir: ¿Qué será esto?

Pero la parte "conceptual" el uso del binario para las magnitudes, creo que si su desarrollo tecnológico y conceptual es muy diferente del nuestro... puede ser...

Creo que tal vez, la manera más fácil de descifrar la placa sería pensando, que hubiéramos puesto nosotros y asumiendo que es eso lo que hay puesto, pues... Aunque claro quien nos dice que ellos pensarían así.

En cualquier caso un lío fascinante.

Saludos!

Bovolo dijo...

Alexandre,

Ahora leyendo tu post calmadamente, veo que los mensajes de "Cuidado radiación" iban más bien dirigidos a los humanos. Pero en un contexto que ha habido un colapso social, estilo MadMax, para entendernos :-D

En el que se pueden haber perdido idiomas, archivos, conocimientos....

Lo dicho muy interesante!

Manuel M. dijo...

Una entrada muy original. Somos insignificantes en el espaciotiempo del universo ;).

Golias dijo...

Je, ahora la placa ya tiene un error. Muestra nueve planetas, en vez de ocho y un planeta enano. Ahora vienen los extraterrestres, ven el sistema solar y dicen: "No, no es este; tiene muchos planetas enanos, pero solo ocho planetas auténticos. Tendremos que seguir buscando". Si no quedasen restos de la civilización para entonces, me imagino el debate entre los que dirían haber encontrado la Tierra y los que no. "Hoy, en Cuadragésimocuarto Milenio, vamos a estudiar el extraño caso de la Sonda de la Tierra, y lo que el gobierno de la Alianza Universal no quiere contar" (suena música misteriosa9.

Bovolo dijo...

Bienvenido Manuel!

Lo de Plutón fue todo una pena, debe sentar muy mal que te dejen de considerar planeta ;-)

En cualquier caso, creo que si encuentran la placa les costará un poco descifrarla. Me imagino el caso inverso, si nos llegará algo similar a nosotros. Sí, la verdad que habría un buen debate, entre las mentes más inteligentes y las no tanto ;-)

Más de uno diría que es un timo. Cada uno defendería su propia interpretación... creo que sería bastante parecido a lo que ocurre en la película Contact. Que gran película!

Saludos!

ETX dijo...

Es complicado que los órganos sensoriales de los supuestos receptores de la placa "vean" igual que nosotros. Suponiendo que así fuera, no creo que entendieran ni papa. Si ni siquiera los científicos humanos han sido capaces de descifrarlo...
Tendemos a humanizar a los extraterrestres, pero dudo que tuvieran nada que ver con nosotros. Hay que ampliar más las miras.

Alexandre dijo...

Si, exacto, Bovolo. La petición de la Comissión Nuclear contemplaba varios tipos de utilidades para el "mensaje" comisionado a Sebeok. La más importante era esa primera -mantener la advertencia de peligro en una sociedad humana transformada hasta un punto en el que se hubiesen perdido conocimientos tecnolgicos y hasta lingüísticos avanzados- pero también observaba la posibilidad de avisar a civilizaciones extreterrestres que llegasen tras el declive de la especie humana en la tierra. La respuesta de Sebeok trata de dar respuesta a la primera opción, pero admite la imposibilidad del segundo supuesto: cualquier mensjae semiótico, icónico, pictográfico, etc...era, en esencia, inseguro. No hay forma de de asegurar que pudiese ser adecuadamente decodificado por una especie alienígena.

Bovolo dijo...

ETX, la verdad que seguro que les sería difícil entender la placa. Cuanto más diferentes a nosotros sean más, desde luego.

Para nosotros hay cosas obvias, porque las conocemos, aparte de las figuras humanas, pero lo del hidrógeno y los pulsar, creo que hasta para un humano, sería realmente difícil. Para uno medio, desde luego, pero como bien dices hasta para los científicos.

Alexandre, veo que al final lo entendí bien, es que al principio me emocioné ;-) Aunque la segunda utilidad es incluso más original que la de los ETs.

Saludos!

Bovolo dijo...

Por cierto, el otro día lo busqué, pero no lo encontré.

En el estado de Illinois (USA), Plutón recupera su status de planeta. Así que la placa sería correcta, al menos en ese estado.

Un bueno noticia, .... bueno no estoy seguro ;-)

Anónimo dijo...

Yo creo que lo unico que podrian llegar a sacar en claro es la altura de los humanos, comparandola con la nave. Eso como mucho.

Saber que hay dos animales ahí reprentados seguro que si, hasta ahí llegarían; tampoco creo que sean tan diferentes los extraterrestres de los animales que hay en la tierra.

Lo de la representacion de la molecula de Hidrogeno... de traca ¿como van a entender eso??. Estos cientificos, que frikis, se creen que todos son como ellos.

Anónimo dijo...

Hola,

Acabo de encontrar esta entrada, muy buena. No sabía nada de estos "mensajes en una botella" pero creo que si es comprensible para otra civilización, que estuviera desarrollada al menos como nosotros.

si nosotros encontramos una placa similar de otra vicilización estoy seguro que seríamos capaces de descifrar parte de ella.

Utilizar el hidrógeno como unidad de medida me parece un acierto, igual no la forma de expresarlo.

Creo que lo suyo sería, para próximas sondas,enviar un dispositivo capaz de emitir imagenes y sonidos con mas información, así como muestras de partículas, nuestro genoma, etc... si es una civilización avanzada seguro que serían capaces de descifrarlo.

También se debería pensar, de cara al futuro, en calcular cuanto tiempo de civilización nos queda (aprox.) y empezar a enviar mensajes de socorro, jejejej. Hay que ser precabidos.

saludos.

Bovolo dijo...

Yo creo que si recibiéramos una placa similar sería complicado, porque si esta ya han tenido dificultades para entenderla.

Aunque bien es cierto que si recibiéramos una del "espacio" el tiempo y los esfuerzos que se dedicarían serían infinitamente mayores.

Creo que sería un trabajo que deberían hacer juntos arqueólogos y científicos. Porque en parte se parecería a intentar descifrar un sistema de escritura antiguo humano.

Aunque aquí creo que podría ayudar, intentar suponer que habrían escrito y ver si encaja. Quiero decir, que obviamente sería como esta placa, pondría cosas importantes, no cualquier tontería ;-)

Ahora bien, que es importante para nosotros y que para esa otra inteligencia que nos envió la placa?... buff!

En fin, yo creo que la respuesta a si la entenderíamos, la entenderían? Sería "depende", depende de las similitudes entre ellos y nosotros.

Lo que está claro es que si hicieran una película, la tendría que descifrar un niño que la ve en la tele, mientras que los grandes científicos son incapaces :-D Esto me recuerda un Expediente X ;-)

PS: Ha habido más envíos. En sondas posteriores se envió un disco fonográfico... En un post futuro ya hablaremos... Stay tunned! La verdad que es un tema interesante.

Anónimo dijo...

Jamás hubiera enviado un mensaje dando nuestras coordenadas. Sólo pensar que alguna civilización como la humana nos pudiese localizar me da escalofrios.

Bovolo dijo...

Pues si quieres ver que cara pondrían los extraterrestres aterrorizados al ver los humanos, mira el siguiente post de El Predicador Malvador, "L'enfer, c'est les Autres".

En cualquier caso, el riesgo de una visita hostil a nuestra planeta ya lo consideraron cuando enviaron la placa, dijeron que el posible contacto sería en un futuro tan lejano.

Y si son como los humanos, le tendrías que sumar el tiempo mientras descifran la placa, el tiempo de ponerse de acuerdo y el tiempo del viaje....

Vaya, que cuando lleguen a la Tierra a lo mejor no queda nadie y dicen: "Para esto... tanto?" ;-)

Un saludo!

Álvaro dijo...

Muy bueno. 4 millones de años hasta llegar a una estrella ¿cuánto tiempo es eso?

Sólo una puntualización: "negligible" es una palabra inglesa y que por tanto no está recogida en el diccionario de la RAE. Su traducción correcta, dentro del contexto científico, es "despreciable".

Bovolo dijo...

Muchas gracias, Álvaro!

Culpa del corrector del Word ;-)

tonyon dijo...

...es evidente que en el infinito Universo debe de haber multitud de civilizaciones, como la nuestra, con diferentes grados de evolución según su antigüedad, las más antiguas de las cuales, ya Inmortales, que deben tener algún código ético entre sí que les impide establecer contacto con otras civilizaciones emergentes para no interferir en su evolución, las cuales, si lo consiguen, entrarán, entraremos, algún día en ese exclusivo club...

tonyon dijo...

...viaje interestelar... a: los pasajeros suben en el ascensor-espacial hasta la nave que les espera en el asteroide Tutatis, al que colocamos hace ya tiempo en órbita geoestacionaria...LA NAVE DESPEGA►... b: 354 días a 1 G (9.8 mts/seg²) de ACELERACIÓN CONSTANTE (resuelto el problema ingravidez), la nave con sus poderosos motores cohete de Antimateria funcionando sin descanso... c: la nave alcanza Velocidad-Luz y...desaparece...entrando en la "dimensión Supralumínica" donde hay un vacío absoluto y perfecto, ya no hay colisiones contra nada...y sigue viaje a velocidad superlumínica... d: la nave alcanza la mitad del trayecto..."señoras y señores cinturones por favor, durante unos minutos con los motores en Off estaremos en ingravidez durante la maniobra"...la nave gira 180º sobre su eje "vertical" (perpendicular al eje longitudinal de impulso)...motores On de nuevo y empieza a frenar... end: la nave baja de velocidad-luz y...aparece...desciende de nuevo a la "dimensión Infralumínica"...354 días decelerando y la nave está a velocidad cero, el pasaje desembarca en destino, un planeta de la Alpha Centauri B.

tonyon dijo...

...viaje interestelar (2)... Todavía vamos demasiado lentos, pongamos en nuestra imaginaria máquina del Tiempo rumbo a un Futuro mucho más lejano...año...la Inmortalidad ya es un hecho...ya se ha descubierto la naturaleza de la Gravedad y las naves espaciales van a miles de G de ACELERACIÓN CONSTANTE (estructuras indestructibles)...a velocidad hiperlumínica (evitando colisiones)...y manteniendo los compartimentos habitables a 1 G, con transformadores gravitatorios...estamos en miles de Planetas...y preparándonos para saltar a Andrómeda... "Vaya estas vacaciones a algún espectacular planeta de la estrella Vega en Navidad y regrese en Año Nuevo"...

Bovolo dijo...

Tonyo, tú comentario no es que de para un post, sino que da para toda una película :-D

PS: disculpa la moderación de comentarios, pero es que, sino, los spammers me llenan esto de mensajes ;-)

Rafael Leon Alcolea dijo...

creo que si alguna civilización encuentra algún día la sonda espacial, dudo mucho que los humanos sigamos viviendo en este planeta , mas que nada, si consiguen descifrar el mensaje y llegar asta acá realmente existirían otras formas de vida , pero nosotros los humanos no estaremos ya... .esa es la pura verdad mis queridos lectores